Reducción de pecho Saca la mejor versión de tu pecho

Un pecho grande, en ocasiones, puede comportar problemas de salud, tales como dolores de espalda o, incluso, estéticos, dándote una apariencia de peso no real. En la clínica del Dr. Barres, disponemos de un amplio equipo de cirujanos, enfermeros y fisioterapeutas para hacer que tanto la preparación de tu cirugía como el post-operatorio sea lo más llevadero posible.

Solicita una cita

Características reducción de pecho

Intervención: 2 a 3 horas
Anestesia: Anestesia general
Recuperación: Una semana
Vida cotidiana: Al mes
Resultados: A partir de un mes

Lo más importante que debes saber sobre reducción de pecho

La reducción de pecho o mamoplastia de reducción es el procedimiento quirúrgico destinado a elevar y disminuir el tamaño de los pechos, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolos más pequeños y ligeros. Además, en algunos casos, se puede reducir el tamaño de la areola para que sea armónica con el nuevo pecho.

La reducción de pecho no solo se realiza por motivos estéticos, en la mayoría de casos es demandada por pacientes que por diversos motivos sufren:

  • Exceso de volumen que no les hace sentir cómodas con su cuerpo

  • Problemas de espalda, cuello y hombros

  • Problemas al hacer ejercicio o deportes

  • Irritaciones en la zona mamaria por roce

Se trata de reducir tanto el volumen como mejorar el aspecto del pecho, dando forma y recuperando el formato adecuado para cada paciente.

El procedimiento se realiza bajo anestesia general, suele durar entre dos y tres horas y se precisa ingreso hospitalario de 24h.

La intervención quirúrgica consiste en la colocación del complejo areola-pezón en su nueva posición y la eliminación del exceso de piel, grasa y glándula mamaria.

Con el alta hospitalaria recibirás toda la información necesaria para los días siguientes: medicación, curas y cuidados especiales. Además, dispondrás de un teléfono de contacto 24 horas en el que estaremos disponibles para atender cualquier urgencia o necesidad que puedas tener.

Al regresar a casa y siguiendo las indicaciones específicas del cirujano, deberás dormir boca arriba y no realizar esfuerzos durante las primeras semanas.

La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita, aunque el pecho puede doler durante los primeros días. En pocos días podrás retomar tus actividades cotidianas, aunque deberás limitar la actividad física intensa durante el primer mes.

El resultado es duradero, pero no permanente, dependiendo de factores como la calidad de la piel de la paciente, nuevos embarazos, variaciones de peso, estímulos hormonales y la edad.

Tras una reducción de pecho las cicatrices son permanentes, y aunque mejoran con el tiempo hasta convertirse en una línea clara apenas visible, no suelen desaparecer por completo.

Después de una reducción de pecho Antes
Antes de una reducción de pecho Después

La reducción de pecho o mamoplastia de reducción es el procedimiento quirúrgico destinado a elevar y disminuir el tamaño de los pechos, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolos más pequeños y ligeros. Además, en algunos casos, se puede reducir el tamaño de la areola para que sea armónica con el nuevo pecho.

La reducción de pecho no solo se realiza por motivos estéticos, en la mayoría de casos es demandada por pacientes que por diversos motivos sufren:

  • Exceso de volumen que no les hace sentir cómodas con su cuerpo

  • Problemas de espalda, cuello y hombros

  • Problemas al hacer ejercicio o deportes

  • Irritaciones en la zona mamaria por roce

Se trata de reducir tanto el volumen como mejorar el aspecto del pecho, dando forma y recuperando el formato adecuado para cada paciente.

El procedimiento se realiza bajo anestesia general, suele durar entre dos y tres horas y se precisa ingreso hospitalario de 24h.

La intervención quirúrgica consiste en la colocación del complejo areola-pezón en su nueva posición y la eliminación del exceso de piel, grasa y glándula mamaria.

Con el alta hospitalaria recibirás toda la información necesaria para los días siguientes: medicación, curas y cuidados especiales. Además, dispondrás de un teléfono de contacto 24 horas en el que estaremos disponibles para atender cualquier urgencia o necesidad que puedas tener.

Al regresar a casa y siguiendo las indicaciones específicas del cirujano, deberás dormir boca arriba y no realizar esfuerzos durante las primeras semanas.

La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita, aunque el pecho puede doler durante los primeros días. En pocos días podrás retomar tus actividades cotidianas, aunque deberás limitar la actividad física intensa durante el primer mes.

El resultado es duradero, pero no permanente, dependiendo de factores como la calidad de la piel de la paciente, nuevos embarazos, variaciones de peso, estímulos hormonales y la edad.

Tras una reducción de pecho las cicatrices son permanentes, y aunque mejoran con el tiempo hasta convertirse en una línea clara apenas visible, no suelen desaparecer por completo.

Después de una reducción de pecho Antes
Antes de una reducción de pecho Después

¿Por qué operarse en Jordán Barres?

Nuestro trabajo se apoya en varios pilares: el talento reconocido de nuestros profesionales; la búsqueda permanente de la excelencia a través de la tecnología de vanguardia, la personalización del diagnóstico y la exclusividad en el tratamiento.

Equipo médico

Equipo médico

Durante el tratamiento te acompañarán grandes profesionales, honestos y dedicados. Nuestro objetivo es sacar la mejor versión de ti.

Materiales

Materiales

Estamos en constante innovación y contamos con los mejores materiales para poder ofrecerte un servicio único.

Naturalidad

Naturalidad

Somos cercanos con cada uno de nuestros pacientes y buscamos la naturalidad y el equilibrio para conseguir resultados armónicos que no te transformen sino que únicamente potencien tu belleza.

mujer sonriente tras recibir el presupuesto para un tratamiento en Jordán Barres

Pide presupuesto sin compromiso

Los precios de nuestro tratamiento de reducción de pecho se establecen en función del diagnóstico establecido, teniendo en cuenta que cada paciente es diferente y que el doctor tendrá que valorar diferentes aspectos de la intervención.

El precio final incluirá hospitalización, anestesia, equipo médico, derecho de quirófano, prendas postoperatorias, 1 año de visita postquirúrgicas, seguimiento y acompañamiento médico hasta el alta, seguro de RHP 365 días y un 10% descuento en tratamientos de medicina estética el primer año.

Infórmate sin compromiso de nuestras posibilidades de financiación. Nuestro equipo hablará contigo para conocer tu caso y poder ofrecerte la mejor opción de financiación para que puedas tener acceso a tu tratamiento de forma rápida y cómoda.

Personas como tú suelen tener estas dudas

La operación suele durar de media entre dos y tres horas en quirófano.

Tras la cirugía de reducción de pecho es normal tener molestias y dolores leves que son perfectamente asumibles mediante analgésicos prescritos por el médico.

Con el paso del tiempo y siguiendo los consejos de nuestro equipo médico  suelen ser prácticamente imperceptibles, convirtiéndose en una línea clara, pero no pueden desaparecer por completo

Se debe reducir el deporte de alto  impacto durante el primer mes de la operación.

Suele recomendarse no conducir durante las dos primeras semanas para evitar tensión en la zona pectoral o golpes accidentales.

No, la intervención no afecta a la sensibilidad de la zona.

equipo de Jordán Barres que facilita más información a los clientes

¿Quieres más información?

Si tienes dudas sobre esta intervención no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte y analizar tu caso de manera personalizada.

Solicita una cita