Lipofilling facial El poder del rejuvenecimiento del rostro con tu propia grasa

El lipofilling facial nos devuelve la grasa perdida en zonas como pómulos y región temporal. Además, restaura el óvalo facial, eliminando arrugas y flacidez facial.

Solicita una cita

Características del lipofilling facial

Intervención: 1 a 2 horas
Anestesia: Local y sedación
Recuperación: 24 horas
Vida cotidiana: 3 semanas
Resultados: A partir de un mes

Lo más importante que debes saber sobre el lipofilling facial

Se trata de un rejuvenecimiento del rostro con grasa propia.

Mediante el lipofilling facial tratamos de recuperar los volúmenes perdidos por el proceso natural del envejecimiento. El lipofilling también se realiza para la mejora de algunas cicatrices o para reducir algunas imperfecciones.

La principal ventaja del uso de la materia grasa extraída del propio paciente es que es 100% compatible con las zonas tratadas y evita, en ciertos casos, el uso de prótesis. Además, mejora la luminosidad, el color y la textura de las zonas de recepción gracias al factor regenerante de las células madres de la grasa.

Nos devuelve la grasa perdida en zonas como pómulos, región temporal y puede rellenar surcos o arrugas marcadas.

El procedimiento se lleva a cabo mediante anestesia local y sedación de forma ambulatoria, siendo las zonas habituales de extracción de grasa la parte baja del abdomen, flancos, cartucheras o cara interna de muslos.

Una vez obtenida la grasa mediante liposucción y antes de ser reimplantada debe ser sometida a un proceso de filtrado para separar tejidos y sangre de la materia grasa, inyectando solamente esta última de una manera lo más pura posible. Infiltrándola en la zona a tratar mediante pequeñas canulas con incisiones mínimas. De esta manera se consigue que la grasa reinyectada no sea absorbida por el cuerpo perdiendo su efecto voluminizador.

El postoperatorio no suele ser doloroso siendo el mayor inconveniente que aparecerá inflamación en la zona tratada que puede tardar entre una y dos semanas en desaparecer.

La mayor ventaja de esta técnica es que el relleno que utilizamos, nuestra propia grasa, es de fácil obtención, no provoca rechazo y que su duración es definitiva. Además, mejora la luminosidad, el color y la textura de las zonas de recepción gracias al factor regenerante de las células madres de la grasa.

Se trata de un rejuvenecimiento del rostro con grasa propia.

Mediante el lipofilling facial tratamos de recuperar los volúmenes perdidos por el proceso natural del envejecimiento. El lipofilling también se realiza para la mejora de algunas cicatrices o para reducir algunas imperfecciones.

La principal ventaja del uso de la materia grasa extraída del propio paciente es que es 100% compatible con las zonas tratadas y evita, en ciertos casos, el uso de prótesis. Además, mejora la luminosidad, el color y la textura de las zonas de recepción gracias al factor regenerante de las células madres de la grasa.

Nos devuelve la grasa perdida en zonas como pómulos, región temporal y puede rellenar surcos o arrugas marcadas.

El procedimiento se lleva a cabo mediante anestesia local y sedación de forma ambulatoria, siendo las zonas habituales de extracción de grasa la parte baja del abdomen, flancos, cartucheras o cara interna de muslos.

Una vez obtenida la grasa mediante liposucción y antes de ser reimplantada debe ser sometida a un proceso de filtrado para separar tejidos y sangre de la materia grasa, inyectando solamente esta última de una manera lo más pura posible. Infiltrándola en la zona a tratar mediante pequeñas canulas con incisiones mínimas. De esta manera se consigue que la grasa reinyectada no sea absorbida por el cuerpo perdiendo su efecto voluminizador.

El postoperatorio no suele ser doloroso siendo el mayor inconveniente que aparecerá inflamación en la zona tratada que puede tardar entre una y dos semanas en desaparecer.

La mayor ventaja de esta técnica es que el relleno que utilizamos, nuestra propia grasa, es de fácil obtención, no provoca rechazo y que su duración es definitiva. Además, mejora la luminosidad, el color y la textura de las zonas de recepción gracias al factor regenerante de las células madres de la grasa.

¿Por qué operarse en Jordán Barres?

Nuestro trabajo se apoya en varios pilares: el talento reconocido de nuestros profesionales; la búsqueda permanente de la excelencia a través de la tecnología de vanguardia, la personalización del diagnóstico y la exclusividad en el tratamiento.

Equipo médico

Equipo médico

Durante el tratamiento te acompañarán grandes profesionales, honestos y dedicados. Nuestro objetivo es sacar la mejor versión de ti.

Materiales

Materiales

Estamos en constante innovación y contamos con los mejores materiales para poder ofrecerte un servicio único.

Naturalidad

Naturalidad

Somos cercanos con cada una de nuestras pacientes y buscamos la naturalidad y el equilibrio para conseguir resultados armónicos que no te transformen sino que únicamente potencien tu belleza.

mujer sonriente tras recibir el presupuesto para un tratamiento en Jordán Barres

Pide presupuesto sin compromiso

Los precios de nuestro tratamiento de lipofilling facial se establecen en función del diagnóstico establecido, teniendo en cuenta que cada paciente es diferente y que el doctor tendrá que valorar diferentes aspectos de la intervención.

El precio final incluirá hospitalización, anestesia, equipo médico, derecho de quirófano, 1 año de visita postquirúrgicas, seguimiento y acompañamiento médico hasta el alta, seguro de RHP 365 días y un 10% descuento en tratamientos de medicina estética el primer año.

Infórmate sin compromiso de nuestras posibilidades de financiación. Nuestro equipo hablará contigo para conocer tu caso y poder ofrecerte la mejor opción de financiación para que puedas tener acceso a tu tratamiento de forma rápida y cómoda.

Personas como tú suelen tener estas dudas

Se realiza con anestesia local y en el postoperatorio los dolores suelen ser  leves, según los testimonios de nuestras pacientes que se han realizado esta intervención.

En los primeros días, el cuerpo reabsorbe a través del organismo una parte que varía según cada paciente, transcurridos esos días el volumen es bastante estable sin reducciones importantes. Las zonas de extracción suelen mantenerse en el tiempo sin reacumulación de grasa.

La mayor ventaja de esta técnica es que el relleno que utilizamos, nuestra propia grasa, es de fácil obtención, no provoca rechazo y su duración es definitiva.

equipo de Jordán Barres que facilita más información a los clientes

¿Quieres más información?

Si tienes dudas sobre esta intervención no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte y analizar tu caso de manera personalizada.

Solicita una cita