Aumento de pecho

Pectus excavatum o ‘pecho hundido’: corrección mediante prótesis mamarias

Escuchamos: 

‘Busco un aumento de pecho muy natural que esté acorde a mi constitución’ En este caso partimos de lo que nos contó María para realizar una cirugía que le permitiera deshacerse de sus complejos por no tener volumen en el pecho. Como nos comentó, una talla grande no era lo que más le preocupaba sino conseguir un tamaño armónico a su contorno corporal que simulara lo mejor posible a un pecho natural. 

Diagnosticamos: 


En la exploración le diagnosticamos lo siguiente:

Su pecho presentaba cierta complejidad quirúrgica porque no solo se trataba de corregir su tamaño y forma sino que también tenía pectus excavatum (una anomalía muy común que consiste en el hundimiento del tórax, según estudios científicos su incidencia es de 1:700 a 1:1000 recién nacidos) y también presentaba una ligera escoliosis que reflejaba en su pecho una asimetría que debíamos de simular con prótesis mamarias. 


“El pectus excavatum es una de las anomalías congénitas más frecuentes de la pared interior del tórax y en muchos casos se puede corregir con prótesis mamarias”

Aunque el pectus excavatum es más común en hombres, en algunos casos también afecta de manera leve a mujeres, provocando una pequeña alteración estética que puede llegar a crear una preocupación debido a la asimetría a la que se asocia. 

Como nuestra paciente tenía muchas dudas que le impedían tomar la decisión de operarse, en la primera visita le realizamos una simulación en 3D gracias a nuestra tecnología Crisalix para que pudiera visualizar su pecho con un implante que le ayudaría a conseguir el resultado que estaba buscando. La elección del tamaño del implante iba a estar marcado por su tipo de pecho, así que debía confiar en nuestro equipo médico que ya sabía lo que buscaba y trabajaría en un plan quirúrgico para conseguirlo.  

Tras tomar la decisión, la cirugía se realizó bajo anestesia general en el hospital Vithas de Castellón con una noche de ingreso. Elegimos una vía de acceso por surco submamario y en un plano submuscular colocando dos prótesis redondas de 240cc para conseguir ese efecto natural que María nos había pedido desde el principio. En este tipo de cirugías no colocamos drenajes, lo que hizo mucho más cómoda la recuperación.

Como la evolución fue favorable, al día siguiente le dimos el alta con el sujetador que llevaría durante el primer mes y que aseguraría la correcta sujección de las prótesis. Según la experiencia de María, en el postoperatorio casi no tuvo unas ligeras molestias y en pocos días ya podía hacer vida totalmente normal. 

Potenciamos:

  • Un pecho que cumple con las expectativas de nuestra paciente. 

  • Un forma de gota que reproduce la mama natural y que disimula el pectus excavatum

  • Reforzar su confianza a través de una versión mejorada de su físico.

GALERÍA DE IMÁGENES

aumento-pecho-pectus excavatum Antes
aumento-pecho-pectus excavatum Después
aumento-pecho-pectus excavatum Antes
aumento-pecho-pectus excavatum Después
aumento-pecho-pectus excavatum Antes
aumento-pecho-pectus excavatum Después
aumento-pecho-pectus excavatum Antes
aumento-pecho-pectus excavatum Después
aumento-pecho-pectus excavatum Antes
aumento-pecho-pectus excavatum Después
  • ¿Quieres compartir?