Preparar la belleza de las bodas

23/10/2017

En celebraciones tan especiales como  son las bodas, nos gusta mostrar nuestra mejor imagen, una imagen joven y fresca que irradie por fuera ese sentimiento que se tiene por dentro, la felicidad. Por eso hoy hablamos de cómo preparar la belleza de cara a la boda.

 

Cuando vienen a mi consulta las novias, madres, madrinas y también novios o padrinos, todos quieren estar radiantes el día de la boda, todos quieren mejorar su aspecto pero sobre todo quieren ser ellos, esto es, que se note pero sin notarse.

 

Pienso que no hay nada más bello que un rostro sin artificios, sin exageraciones, con tratamientos sutiles, elegantes que ensalcen la belleza sin perder la naturalidad, la expresividad. Les entiendo, porque esta es mi filosofía de trabajo.

 

De cara a ese día tan especial, es fundamental planificar el tratamiento con tiempo.

Lo primero que hago es hacer un buen diagnóstico y elegir los tratamientos que va a necesitar la paciente, puesto que, con la previsión adecuada, podremos realizar un rejuvenecimiento gradual, con armonía y de la forma más natural. Podríamos hablar de acudir a la primera cita unos tres meses antes de la celebración.

 

¿Qué tratamientos de belleza tengo para deslumbrar el día de la boda?

Podemos comenzar, con nuestro protocolo de rejuvenecimiento laser, donde combinamos laser Pixel, que elimina las imperfecciones de nuestra piel  como las pequeñas arruguitas o cicatrices del acné, con la luz pulsada que consigue un fotorejuvenecimiento al eliminar manchas y lesiones vasculares de nuestra piel consiguiento así un tono más uniforme.

 

Tratamientos como el ácido hialurónico, que aplicamos para mejorar flacidez, reposicionar volúmenes y rellenar arrugas, nos permiten mejorar la apariencia de cansados o tristes y  conviene ser aplicados como mínimo unos dos meses de antelación.

 

Con el ácido hialurónico también podremos rejuvenecer nuestros labios, aportándoles definición y volumen adecuado así como eliminar las temidas arruguitas que aparecen en el labio superior y que llamamos código de barras.

 

Con la misma antelación, sería el momento de aplicar también el tratamiento con toxina botulínica, Botox, con el que conseguimos eliminar la apariencia de preocupación que provocan las arrugas del entrecejo así como las arrugas que aparecen en la frente o en el área periorbitaria, también llamadas patas de gallo.

 

Un mes antes, es momento de comenzar con tratamientos de revitalización que nos aportan hidratación y luminosidad a nuestra piel, para conseguir un rostro radiante.

Son distintos los tratamientos que tenemos para lograrlo, como son:

Los peelings médicos de última generación, que sin descamar la piel, consiguen una renovación de la capa más superficial o la mesoterapia con vitaminas o plasma rico en plaquetas que mediante pequeñas microinyecciones devuelven la vitalidad y luminosidad a nuestra piel.

 

La combinación prudente de todas estas técnicas adaptándose a las necesidades de cada paciente, y realizados de forma programada y progresiva, nos permite conseguir resultados naturales para que luzcas una piel radiante el día de la boda.

 




COMPARTIR:




Comenta:

ÚLTIMAS NOTICIAS

CATEGORÍAS