El papel clave de la cirugía postobesidad mórbida

16/01/2014

Con el aumento del número de pacientes que sufren obesidad, han incrementado las intervenciones destinadas a tratarla. Ello ha hecho que nos encontremos cada vez más frecuencia en nuestras consultas con pacientes que buscan mejorar su contorno corporal tras estas pérdidas importantes de peso. 

Tras una cirugía bariátrica, el paciente puede llegar a perder hasta la mitad de su peso original, lo cual deriva en una serie de cambios en los tejidos que en ocasiones genera inconformismo en el paciente, interfiriendo en su estado de ánimo, su autoestima, su vida social, sexual y laboral. Aunque gran parte de la piel, tras una gran cantidad de pérdida de peso se retraiga, no lo hace de manera total ni proporcional. Debido a ello aparece exceso de piel y flacidez por todo el cuerpo, pero sobre todo en el abdomen, cara interna de muslos y brazos, mamas y cuello. Esto puede comprometer la higiene personal del paciente debido a la mayor predisposición a infecciones cutáneas de repetición. Para solucionar este exceso de piel y flacidez existe varios tipos de cirugías denominadas en conjunto cirugía postbariátrica o postobesidad como son la abdominoplastia, la mastopexia o reducción de pecho y el lifting de cara interna de muslosbrazos y de cuello. Todas estas cirugías de postobesidad, siempre dependiendo de cada caso y de cada paciente, se pueden combinar y lo más frecuente es realizarlas en varios tiempos quirúrgicos, tomando como requisito previo que el paciente tenga un peso estable en los últimos seis meses. En la consulta valoraremos el momento ideal de cada paciente para someterse a una cirugía postbariátrica. Para ello, analizamos la situación personal, teniendo en cuenta el estado físico y emocional, con el fin de valorar la seguridad del paciente ante la cirugía e intentar cumplir sus expectativas ofreciendo los mejores resultados posibles.




COMPARTIR:




Comenta:

ÚLTIMAS NOTICIAS

CATEGORÍAS