¿Por qué ácido hialurónico?

27/11/2014

El ácido hialurónico es un componente natural de nuestra piel. Por sus características, forma estructuras de sostén, manteniendo la piel firme, tersa e hidratada. Con el paso del tiempo, se degenera y pierde fuerza, dando paso a la pérdida de volumen facial, la aparición de arrugas y surcos así como flacidez facial.

La aplicación de ácido hialurónico en la zona facial es un tratamiento estético que no pone en riesgo la salud, ya que se introduce en la piel la misma sustancia que tuvo anteriormente y que ha perdido. Además, se trata de un tratamiento no invasivo, no requiere cirugía, solamente unas pequeñas inyecciones no dolorosas al ser aplicado, y que permiten que la paciente retome sus actividades cotidianas tras el tratamiento.

Con este tratamiento se consigue no solamente una mejor hidratación de la piel, sino también un mayor volumen, lo cual otorga un aspecto más rejuvenecido y un rostro con menos flacidez, arrugas y surcos. La aplicación debe repetirse en un plazo de 12 a 18 meses, dependiendo de las zonas que se hayan tratado y de las características del paciente.

La ventaja principal del ácido hialurónico es que se trata de un tratamiento totalmente seguro. Al ser un componente de la piel, el implante se reabsorberá completamente y sin poner en riesgo la salud del paciente.




COMPARTIR:




Comenta:

ÚLTIMAS NOTICIAS

CATEGORÍAS