Otoplastia, la solución para las orejas prominentes

28/11/2013

Orejas prominentes, de “soplillo” o  en “asa” son algunos de los términos que comúnmente se utilizan para denominar la alteración en la forma de las orejas, cuando representan una situación antiestética motivada por la separación exagerada de las mismas.

Existen diferentes tipos de imperfecciones que dan lugar a unas orejas antiestéticas, y en todos los casos se puede corregir mediante la cirugía denominada otoplastia, que permite reposicionar las orejas a una lugar más pegado a la cabeza, así como reducir el tamaño de las mismas. Normalmente, esta cirugía se practica a niños de entre 4 a los 14 años, cuando el pabellón auditivo se ha desarrollado completamente, aunque el tratamiento se aplica a todas las edades con resultados realmente satisfactorios. La técnica empleada dependerá del problema concreto, aunque generalmente se realiza una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja para exponer el cartílago auricular. La cicatriz resultante de la otoplastia queda disimulada detrás de la oreja. El tipo de anestesia empleada en la intervención dependerá de la edad del paciente. En el caso de los niños, la cirugía se realizará mediante anestesia general y en el caso de los adultos se empleará anestesia local. Cada año se realizan cientos de intervenciones de otoplastia, ya que es una cirugía sencilla y efectiva que ofrece resultados excepcionales, permitiendo a niños y adultos superar sus complejos, recuperar su autoestima y ganar en seguridad y calidad de vida.




COMPARTIR:




Comenta:

ÚLTIMAS NOTICIAS

CATEGORÍAS