Madre joven y guapa, ¡di adiós a las arrugas de expresión!

29/04/2014

El cuidado de la piel es una premisa fundamental para lucir una apariencia joven y fresca. Esta afirmación es especialmente válida cuando nos referimos a nuestro rostro, la zona del cuerpo más delicada y la que mejor refleja nuestro espíritu y edad. 

Lamentablemente, el transcurso del tiempo deja sus huellas en nuestra epidermis, va quitando frescura a nuestra expresión facial por más esfuerzo que hagamos para evitarlo. Sin embargo, actualmente contamos con novedosos recursos científicos destinados a rejuvenecer nuestra piel, corrigiendo aquellas marcas y defectos que hemos ido adquiriendo con los años. Las denominadas arrugas de expresión constituyen uno de los problemas más comunes a los que nos enfrentamos, muchas veces desde temprana edad. Suelen aparecer en la frente, el entrecejo, alrededor de los ojos y la boca, generándose por la repetición de gestos o muecas habituales. Dependen, además, de otros factores, tales como el tipo de piel y la dieta que llevemos. Los especialistas señalan que los tratamientos para combatirlas deben comenzar durante la juventud, antes que estas arrugas hayan dejado vestigios en la piel. De lo contrario, resulta más difícil erradicarlas. Lo ideal es, por lo tanto, realizar una prevención precoz. Si bien cada etapa de la vida requiere de diferentes cuidados dermatológicos, en el caso de las arrugas de expresión la aplicación de bótox es la solución más eficaz a partir de los 30 años, previniendo, y luego de los 40, complementado con ácido hialurónico, para combatir las impresiones ya asentadas en la piel. La aplicación de bótox es totalmente indolora y el paciente puede desarrollar su vida normal inmediatamente después de recibir el tratamiento. Ante la proximidad del Día de la Madre, ¿imaginas mejor regalo que un tratamiento que le devolverá tersura y luminosidad al rostro de esa mujer que vive para brindarse a los demás?




COMPARTIR:




Comenta:

ÚLTIMAS NOTICIAS

CATEGORÍAS