Liposucción, Abdominoplastia o Tratamientos No Quirúrgicos

07/03/2016

Cada día veo en mi consulta pacientes que buscan una solución para eliminar grasa corporal, y acuden pensando, en la mayoría de los casos en la Liposucción, también llamada Lipoescultura. En algunas ocasiones es la técnica adecuada, en otras lo que necesitan es una Adominoplastia o bien, podemos recurrir a procedimientos no quirúrgicos. Hoy os hablo de las indicaciones de cada tratamiento.

La Liposucción es un procedimiento quirúrgico que consigue proporcionar un nuevo contorno corporal con mínimas incisiones a través de las cuales introducimos una cánula para aspirar la grasa acumulada.Podemos realizarla en una zona concreta, como por ejemplo el abdomen, o en varias, como abdomen y muslos. Con la liposucción no vamos a conseguir perder peso ni tampoco acabar con la celulitis o la flacidez, puesto que dependen las características de la piel del paciente, que debe ser firme y elástica.

Cuando una paciente quiere eliminar piel sobrante, por ejemplo del abdomen tras algún embarazo, la Abdominoplastia es la técnica quirúrgica de elección, no la liposucción, aunque en muchas ocasiones podemos combinar las dos técnicas en una misma cirugía. Ambos procedimientos pueden realizarse con anestesia local más sedación, si se trata de un área localizada o con anestesia general si hay más zonas a tratar. En el mismo quirófano ponemos una prenda de compresión elástica que la paciente deberá llevar entre 4 y 6 semanas. La vuelta a la actividad normal será en unos días. 

Si lo que le preocupa a la paciente es la celulitis y la flacidez, además de la grasa localizada, podemos recurrir a técnicas NO quirúrgicas. Para ello hacemos un estudio personalizado para determinar los tratamientos más idóneos, que en muchos casos combinamos para obtener resultados más eficaces. Me refiero por ejemplo a la Mesoterapia Corporal, a la Carboxiterapia o al Cyclón, de los que podeis obtener más información en la web, y que permiten seguir con la actividad diaria habitual durante todo el tratamiento.

Todos estos tratamientos deben combinarse con una alimentación adecuada y ejercicio físico, que le ayudará a darle tonicidad a la piel mejorando así el resultado del tratamiento. Esto es lo deseado. Así pues, es importante escuchar a la paciente para determinar lo que realmente desea conseguir y determinar así el mejor procedimiento para su caso.




COMPARTIR:




Comenta:

ÚLTIMAS NOTICIAS

CATEGORÍAS