El deporte tras una operación de aumento de pecho

21/08/2014

Una de las principales preocupaciones de las mujeres que practican deporte de forma habitual, y que acuden a mi consulta para someterse a una cirugía de aumento de pecho, es saber si podrán seguir practicando ejercicio con normalidad tras la intervención.

El deporte es saludable y el hecho de que la mujer lo practique con cierta frecuencia no sólo no supone ningún inconveniente, sino que ayuda a que los resultados de la cirugía se vean optimizados. Trabajar con un cuerpo con buenas características de elasticidad de la piel, poco tejido adiposo y buena musculatura minimiza los riesgos de cualquier intervención quirúrgica y nos asegura que los resultados sean más duraderos.

Cuidados para hacer deporte tras la operación de pecho

Es verdad que someterse a una intervención de aumento de pecho va a exigir una serie de cuidados postoperatorios exhaustivos y un cese temporal de la actividad física. Además, la reincorporación al deporte va a depender del tipo de actividad que practique, de las características propias de la paciente (elasticidad de la piel, musculatura...) del tipo de intervención (aumento, mastopexia...) del tipo de prótesis ( redonda o anatómica) y de la colocación del implante en los distintos planos (submuscular, subfascial o subgandular)

Fases del postoperatorio de pecho

Durante los primeros quince días se prohíbe totalmente realizar cualquier ejercicio, además de mover de forma vigorosa los brazos y coger peso, puesto que podría suponer un sangrado, un seroma y una malposición del implante.

A partir de la tercera semana se podría empezar a introducir ejercicios que no supongan un esfuerzo para los brazos, es decir, se podría hacer musculación de piernas, bici estática y andar.

A partir del mes, y de forma progresiva, se podrá practicar cualquier deporte, a excepción de los de contacto, teniendo en cuenta una serie de recomendaciones, entre ellas: usar un sujetador deportivo firme, no realizar saltos bruscos o continuados y, sobre todo, no continuar con la actividad si provoca dolor.

No obstante, considero que cada paciente tiene unas características personales que debemos valorar, a la hora de establecer estos tiempos y cuidados para reincorporarse a su práctica deportiva.

 




COMPARTIR:




Comenta:

ÚLTIMAS NOTICIAS

CATEGORÍAS