Durante el invierno, nuestra piel necesita más cuidados y mimos

23/01/2014

Durante  el invierno, el frío, el viento, la lluvia y la exposición a la calefacción traen consigo consecuencias negativas para tu piel, acelerando el envejecimiento prematuro y provocando la aparición de arrugas y líneas de expresión. 

Las bajas temperaturas hacen que los pequeños capilares, encargados de que llegue la sangre a la dermis aportándole oxígeno y nutrientes, se contraigan. Esto favorece el enlentecimiento de la regeneración celular y la acumulación de células muertas, que impiden la secreción sebácea que lubrifica y nutre la piel, siendo el resultado una piel tirante, sensible y sin elasticidad. Es importante conocer nuestro tipo de piel, más seca o más grasa, puesto que necesitan cuidados distintos. Las más sensibles son las pieles secas, y especialmente de la cara y los labios, que están continuamente expuestas al frío y que necesitan muchos más cuidados. El uso de cremas específicas es la mejor manera de mantener la piel hidratada y nutrida. Para esta época del año aconsejamos una crema que contenga Vitamina C, la cual reafirma las paredes capilares y además, ayuda en la formación de colágeno. Esta Vitamina junto con la Vitamina E son las más eficaces en la prevención del envejecimiento celular. Desde nuestra consulta te aconsejamos preparar tu pieles con la inyección de vitaminas o factores de crecimiento plaquetario, con estas técnicas de medicina estética vamos a conseguir una piel lista para sufrir las inclemencias del invierno, sin que dejen huella en nuestro rostro.




COMPARTIR:




Comenta:

ÚLTIMAS NOTICIAS

CATEGORÍAS