CIRUGÍA 2.0

08/04/2011

El mundo es 2.0 y somos testigos de ello cada día. Ahora, y gracias a las nuevas tecnologías, la información fluye en grandes volúmenes y con mucha rapidez a través de la web, lo cual es todo un logro. Qué duda cabe de que en el campo de la Cirugía Plástica y Medicina estética este hecho ha cambiado la forma de informarse de los pacientes que se interesan por una intervención determinada. El usuario es más autónomo en sus búsquedas. Puede elegir qué, dónde, cómo y cuándo buscar aquello que más le interesa. Y lo más importante: puede participar y dar su opinión sobre cualquier tema, lo que estimula el diálogo online. 

Debemos aprovechar la oportunidad de poder comunicarnos por todas las vías posibles: redes sociales, página web, blogs, wikis, canales de videos… El “tú a tú” es más real y el usuario puede llegar a conocer muy bien la reputación de su médico, sus credenciales y, en definitiva, qué manos le van a tratar. Así pues, la cuestión tiene más de positivo y estamos de enhorabuena. Podemos asistir a visualizaciones de operaciones en Youtube o Vimeo, podemos conocer  las opiniones de otros usuarios sobre tal y cual clínica, sobre una u otra intervención en cualquier foro de medicina y salud. En nuestra consulta nos dejamos llevar por los vientos a favor de la Web 2.0, pero sin navegar a la deriva. Siempre nos posicionaremos en aras del bienestar y la salud de los pacientes. Ahora bien, no perdamos de vista el “qui” de la cuestión, pues, a menudo, como pacientes, ante las dudas o los pasos previos a la toma de decisión sobre una intervención, intentamos hallar en la red respuestas a todo. No se trata de si las búsquedas se realizan mediante Yahoo, Google o Youtube… Lo importante no será el buscador que utilicemos, sino la fuente de la información, es decir, quién lo escribe. Y esto, en primer lugar, es lo que el paciente siempre tendrá que tener claro: una búsqueda responsable, con lógica y todo el sentido común del mundo. Una búsqueda en Internet nos dará información pero no una respuesta médica directa como la que podemos hallar en la consulta de nuestro médico. Valga la Web 2.0 como espacio para  compartir, intercambiar impresiones, comunicar. Facebook, Twitter, Tuenti, los blog…¡Son el invento del siglo! Pero consulta con los propios médicos, infórmate de primera mano en la consulta. Sé un usuari@ responsable y saldrás ganando.




COMPARTIR:




Comenta:

ÚLTIMAS NOTICIAS

CATEGORÍAS