6 falsos mitos sobre las operaciones de cirugía estética en verano

31/07/2014

Por mucho que existan falsos mitos que intenten desvirtuar las operaciones de cirugía estética en verano, la realidad es que esta época del año es igual de recomendable que cualquier otra. A continuación vamos a desmontar seis falsos mitos que intentan crear un sentimiento negativo hacia la cirugía estética en verano.

1. En verano solo se pueden hacer algunas intervenciones

Primer mito falso acerca del tema. En verano se puede realizar cualquier tipo de intervención, no existiendo ningún motivo que las impida, aunque se tendrá que prestar atención a distintos elementos. Por ejemplo, si se trata de intervenciones faciales, tendremos que tener especial cuidado con el sol. Otro caso es el de aquellas operaciones de contorno corporal, como liposucciones o abdominoplastias, tras las cuales deberemos llevar fajas, por lo que será recomendable permanecer en ambientes frescos. En cambio, el aumento de pecho es lo más llevadero, ya que la recuperación es rápida y en pocas semanas la paciente podrá llevar bikini.

2. El tiempo de baja aumenta

Nada más lejos de la realidad. No hay ninguna razón para que aumente el tiempo de recuperación. Es más, el verano puede ser un buen momento para ayudar a que la recuperación sea más rápida, ya que, es una época en que nos liberamos del estrés y nos podemos dedicar tanto nosotros, como nuestro entorno más cercano, más tiempo para cuidarnos y recuperarnos.

3. El contacto con el sol puede hacer que se cicatrice peor

La alerta no es sólo si nos estamos recuperando de una cirugía de operación estética, dado que hay que protegerse del sol a diario. En el periodo de recuperación, y durante al menos 6 meses, para evitar problemas de pigmentación de la cicatriz, es necesario protegerse del sol con los medios habituales: crema solar, evitar el contacto directo en horas del día intensas, etc.

4. En el verano las operaciones de cirugía estética no tienen éxito

Totalmente falso. La estación del año no influye en el éxito o fracaso de una operación. De hecho, hay una serie de intervenciones que son más demandadas en verano como es el caso de las liposucciones. También es muy habitual el proceso que implica el aumento de mamas con la utilización de prótesis, así como, el realzamiento de las mismas.

5. Es una época poco conveniente para una operación a título personal

No lo es. Piensa bien qué ocurre en verano. Te puedes ir de vacaciones y dejar el trabajo durante un buen periodo de tiempo. Este tiempo en el que no tendrás contacto con tus compañeros de trabajo te permitirá realizarte esa operación en la que estabas pensando y luego volver al trabajo una vez te hayas recuperado con las mejoras que te hayas hecho, sin tener que pedir bajas ni dar explicaciones a nadie. La sensación entre tus compañeros será de achacar tu mejora física no a una operación, sino a los beneficios y el tiempo transcurrido en el verano.

6. Es una época más cara

Todo lo contrario. Igual que en puntos anteriores, la estacionalidad, no influye a peor en el precio de los tratamientos.

Si tienes cualquier otra cuestión acerca de la mejor época para someterte al tratamiento que tanto deseas, no dudes en consultarnos personalmente. Estaremos encantados de poder ayudarte.

 




COMPARTIR:




Comenta:

ÚLTIMAS NOTICIAS

CATEGORÍAS